CONFERENCIA DE DON MARIANO RAJOY. PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Mariano Rajoy anuncia que en 2016 las comunidades autónomas recibirán 7.000 millones de euros más

 

El presidente del Gobierno ha repasado en Sevilla las principales cifras de la economía española y ha dicho que España tiene ante sí "un futuro prometedor". Sin embargo, ha advertido de que no podemos "volver a las políticas del pasado" porque se puede crear más empleo siempre que no se hagan "disparates en política económica".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ofrecido una conferencia en el Club Antares de Sevilla, en un acto organizado por la Fundación Cámara de Sevilla, en la que ha señalado que debemos continuar por "el camino que estamos recorriendo" porque "vamos en la buena dirección". Después de reconocer que aún queda mucho por recorrer, ha asegurado que deben seguir las reformas estructurales y la bajada de impuestos si lo permite la recaudación.

Asimismo, Rajoy ha afirmado que debemos "mantener las políticas de control del gasto". En este sentido, ha avanzado que, el año próximo, "el déficit público debe estar por debajo del 3%". Rajoy también ha confirmado que el próximo 31 de julio se aprobarán los Presupuestos Generales del Estado para 2016, ya que "el objetivo es cumplir la ley, dar seguridad, mantener la normalidad y la estabilidad" porque eso es bueno para la economía.

El presidente se ha mostrado optimista: "España tiene ante sí, por primera vez, un futuro prometedor". No obstante, ha agregado, "ningún futuro está escrito", por lo que "no podemos rendirnos ante quienes con su radicalismo o complicidades ponen en cuestión lo que es la mejor garantía de nuestro éxito, que es la concordia y la unidad entre españoles, y el camino de progreso que se cifran en la España constitucional".

Según ha señalado el presidente, las comunidades autónomas recibirán el año próximo 7.000 millones de euros más, lo que repercutirá en los servicios públicos. En el caso de Andalucía, el incremento será de 1.700 millones de euros. También ha avanzado que en 2016 se hablará de financiación autonómica, un tema que hasta ahora no se ha podido abordar porque las prioridades eran otras.

Mariano Rajoy ha subrayado que en 2015 va a haber un "crecimiento importante" de la economía española y que este se mantendrá en 2016. Por lo que se refiere al empleo, ha explicado, se crearán 600.000 puestos de trabajo, si bien el objetivo sigue siendo llegar a los 20 millones de personas trabajando. Para alcanzar esa cifra, ha añadido, en la próxima legislatura habrá que crear 500.000 empleos cada año: "Esa es la clave y lo que mide el éxito de un país y lo que nos permite abordar el resto de problemas".

Según ha señalado el jefe del Ejecutivo, continuará aumentando la inversión privada, el consumo de los hogares y las exportaciones. En cuanto a la inflación, en 2015 será negativa, pero la tendencia cambiará en 2016.

Mariano Rajoy ha dicho que se vislumbran tres posibles problemas en el horizonte. En primer lugar, Cataluña porque "lo que allí pasa no ayuda". Según ha destacado, su estrategia sigue siendo defender la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad entre españoles, la solidaridad, la libertad y los derechos fundamentales. Es decir, "el núcleo fundamental de la Constitución Española", ha explicado. También ha añadido que "en Cataluña, la ley se va a cumplir y si alguien quiere violentarla, debe saber que no se lo vamos a permitir".

En segundo lugar, el presidente del Gobierno ha comentado que "algunos mensajes no son buenos para España", ya que solo sirven para generar dudas. Por ejemplo, es un "disparate" decir que se van a derogar algunas reformas. En este sentido, ha advertido de que "no se construye nada cambiándolo todo".

Grecia es el tercer problema que puede aparecer en el horizonte español, aunque Rajoy ha asegurado que está menos preocupado ahora. Ha recordado que llevará al Congreso para su debate el nuevo programa de ayuda a Grecia. Según ha apuntado, la apuesta de la UE es mantener la ayuda al país heleno, si bien ha recordado que cuando uno pertenece a un club tiene derechos y obligaciones". Además ha reiterado que la economía griega crecía a  principios de 2015 y que ahora está en crecimiento negativo gracias a "las genialidades de algunos".

El presidente del Gobierno ha explicado cómo fueron los primeros años tras su llegada a La Moncloa y su evolución hasta el primer semestre de 2014. Ha explicado que España vivía una tormenta perfecta debido a la dura recesión, los tres millones de personas que habían perdido su empleo, los grandes desequilibrios de la economía española y  los problemas de financiación.

Rajoy ha resaltado que el objetivo fue frenar la amenaza de la quiebra y el rescate y trabajar para empezar a crecer y crear empleo. Así, se comenzaron a corregir los desequilibrios a través de la consolidación fiscal y de las reformas estructurales (algunas de gran calado, como la reforma laboral, la energética, la de estabilidad presupuestaria, la de las pensiones...). Entre los años 2012 y 2013, se corrigieron los principales desequilibrios y, a finales de 2013, la economía española comenzó a crecer mínimamente.

El presidente ha asegurado que hoy "estamos claramente mejor": continúa la corrección de los desequilibrios, se mantiene la reducción del déficit, la inflación está controlada (con lo que se gana competitividad, a la vez que muchas personas mantienen su poder adquisitivo), las exportaciones se mantienen en cifras récord y se ha recuperado el crédito (tanto para las PYMES como para la vivienda o el consumo). 

Ahora "crecemos más que nadie en Europa y por encima de las grandes economías", ha señalado Rajoy. El paro se está reduciendo a un ritmo del 7,4%, mientras que las afiliaciones a la Seguridad Social crecen al 3,4%. "Hoy en España hay más ocupados que cuando llegamos al Gobierno. Hoy en España hay más afiliados a la Seguridad Social que cuando llegamos al Gobierno", ha dicho. Finalmente ha insistido en que la creación de empleo debe seguir siendo el objetivo de la legislatura.

Galería Fotográfica: